Susanavinuela

Barkley Marathons: el ultramaratón más duro del mundo

Una carrera inspirada en la huida de la cárcel del asesino de Martin Luther King. Si esta presentación de la Barkley Marathons (web) no te parece lo suficientemente macabra, ahí va otra: desde que en 1986 se celebrara su primera edición, solo 16 personas han podido terminarla. Has leído bien: en casi 30 años de vida, solo hay 16 finishers. Y es que sus 100 millas (unos 160 kilómetros) por terreno montañoso (es decir, cuestas, cuestas, cuestas) y en forma de circuito (cada vuelta consta de 20 millas) no son el único reto al que sus participantes tienen que enfrentarse. En su duro recorrido, no contarán con ninguna ayuda: ni avituallamientos (solo hay dos puntos en los que encontrarán de agua), ni señalización. Probablemente, ahí reside uno de los grandes problemas de esta gesta: la orientación. Los corredores deben descubrir el camino en medio de un paraje lleno de vegetación, y en el que es muy fácil perderse. Para completar la distancia, disponen solo de 60 horas.

Esta locura tiene sus raíces en 1977, año en que James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King, escapó de la cárcel de Brushy Mountain State (Tennessee, EEUU). Su problema acababa de empezar: el recinto penitenciario estaba en el parque de Frozen Head, un terreno de lo más dificultoso en el que es muy fácil perderse, y del que Earl Ray no pudo salir. Transcurridas 54 horas, lo pillaron a unos 14 kilómetros de la cárcel. Al enterarse del suceso, Gary Cantrell, maratonista y director de la Barkley Marathons, pensó que, en ese tiempo, él hubiera podido recorrer 100 millas. La Barkley 100 acababa de nacer…

El recorrido consta de cinco vueltas a un circuito de 20 millas y un desnivel acumulado de 18.300 metros sin señalizar. Hay que pasar por una serie de puntos de control; en ellos, el participante encuentra un libro del que ha de arrancar una hoja como prueba. Algunos corredores han llegado a perder la cabeza al intentar completar la carrera.

Como era de esperar, la dureza extrema del reto llama la atención de cientos de ultrafondistas; pero, de todas las solicitudes de participación, solo 40 son las elegidas cada año para intentar superarla. Si quieres hacerte una mejor idea de la dureza que esta carrera entraña, no te pierdas el documental que aquí te dejo, ‘Barkley 100‘.

 

Te puede interesar:

NYC Marathon 2014: morir de emoción

- Los dos muros del corredor de maratón

- Cinco daños colaterales de prepararte un maratón

- Teide 0-4-0: reto a la vista