Susanavinuela

Teide 0-4-0: nuevo reto a la vista…

«Es algo equiparable a correr un maratón«. Mis orejas se abrieron al oír esa palabra. Cualquiera que se haya preparado esa distancia sabe lo que se siente al escuchar el nombre que recuerda la gesta de Filípides; mi atención se duplicó, mis ojos se abrieron mucho, y pedí más datos.

«Se llama Teide 0-4-0, y consiste en subir el volcán desde la playa y bajarlo, todo en una misma tacada, sin descansos. Desde el mar hasta la cima hay un desnivel de 3.718 metros; subirlos y bajarlos suman un recorrido total de 56 kilómetros». Es uno de los retos del montañismo más duros del país, y ahí estaban, proponiéndome preparárnoslo y hacerlo. «Vale», dije.

En cuanto tuve un ordenador delante, teclee las palabras clave para informarme más. Y más. Y más. La aventura te pone frente a un esfuerzo físico considerable, cambios de clima muy acusados, autoabastecimiento, y tramos técnicos y complicados. Los corredores de montaña especializados tardan en completar el Teide 0-4-0 unas siete horas y pico; cifra que, en nuestro caso, yo elevaría bastante (sé que no estoy siendo muy precisa con la marca, pero el trail es un campo que aún me es desconocido, con lo que no me atrevo a vaticinar ningún tiempo).

A la dureza del entorno, se le une la necesidad de saber orientarse, ya que el camino está muy poco señalizado; solucionar esto es uno de los caballos de batalla de los montañeros de la zona, si bien sigue sin solventarse. Ante la falta de indicaciones, los frecuentadores habituales del Teide solo tienen una premisa: si dudas entre dos caminos, escoge el más escarpado, que será el que te acerque más a la cima. Glup

Para prepararnos tal proeza, tenemos cuatro meses por delante; la fecha planteada para intentarlo es el mes de octubre. ¿Quién dijo miedo? Al fin y al cabo, los retos mueven mi mundo…

Te puede interesar:

Los cinco daños colaterales de correr un maratón.

Los dos muros del corredor de maratón