Susanavinuela

Una española en el NYC Marathon 2014

Un maratonista tiene muchos sueños: correr y correr y no lesionarse, bajar de marca en cada carrera, que venga mucha gente querida a animarle, participar en la Maratón de Nueva York… Pues bien, de momento, voy a poder cumplir uno: el próximo 2 de noviembre, si nada me lo impide, correré los míticos 42.195 metros por la Gran Manzana.

 

Vista aérea del la NYC Marathon

Vista aérea del la NYC Marathon

 

La aventura empezó hace unas tres semanas, cuando desde Asics España me informaron de que iba a ser uno de los 16 periodistas europeos que viajasen con Asics Europa a cubrir y correr la NYC Marathon 2014. Iría representando a la revista Women’s Fitness, la única publicación española invitada por la marca al evento. Recibí la noticia con emoción y, sobre todo, consciente del trabajo que hay por delante.

Cualquiera que en un momento de su vida se haya planteado correr una maratón sabrá la infinidad de miedos y dudas que de repente asaltan tu cabeza. ¿Cómo la preparo? ¿Qué debería comer? ¿Qué pasa con los geles? ¿Y si me lesiono? ¿Me puede dar un infarto? (Sí, este era uno de mis temores la primera vez que corrí esta distancia; es que una es así de calmada y tranquilita). La de Nueva York no va a ser mi primera maratón. De hecho, si consigo acabarla, será la tercera medalla de finisher que me cuelgue al cuello. Aun así, todas y cada una de las veces que un corredor decide enfrentarse a una prueba como esta, es consciente del desafío que supone.

En esta ocasión, el reto me pilla algo flojita; llevo más de tres años sin entrenar para un objetivo. Acabé mi segunda maratón (Madrid 2011) en 3h 40′ (no es ninguna proeza deportiva, pero me siento muy orgullosa de mi marca) y con una fascitis plantar de la que aun tengo reminiscencias, y que me ha tenido de médico en médico, y tiro porque me toca bastante tiempo. Después, nunca me he vuelto a preparar para algo tan serio como los 42.195 metros, pero la idea llevaba tiempo rondando mi cabeza. ¿Y qué mejor reentré, que Nueva York? Cántala otra vez, Frank…

Nota:  Con la ayuda de expertos, en esta sección de mi blog intentaré dar respuesta a las principales dudas que este reto supone. Permanezcan atentos a sus pantallas.