Susanavinuela

Los dos muros del corredor de maratón

Kilómetro uno, 16, 25, todo correcto. Pero, llegando al 38, ay, ay, ayyyy, ahí es donde te puede estar esperando, temido muro, alto como una montaña, interminable, plagado de espinas para que ni con la ayuda de las manos puedas dejarlo atrás. Aha, maldito, con quién te crees que estás tratando, no me he pasado […]